viernes, marzo 10, 2006

Para no temerle a la muerte


un día tú un día
abrirás esa puerta y me verás dormido...